Hallux Valgus (Juanetes) ¿Operar o no operar?

El hallux valgus (juanetes) es una deformación que afecta a la articulación del primer dedo con el primer metatarsiano y a las estructuras adyacentes, esta deformidad provoca que haya exostosis (crecimiento oseo) en la articulación y que esta se degenere provocando dolor.

Las causa es multifactorial, el factor hereditario y los hábitos (sobre todo de calzado) condicionan la aparición del hallux valgus. Aunque no son los únicos factores, es más común en mujeres debido a las hormonas y hábitos de calzado y en personas con hiperlaxitud ligamentosa. Una forma de caminar o de pisada incorrecta también puede llevarnos a padecerlo.

HalluxValgus

Es importante no llegar a tener dolor y una deformidad avanzada para empezar a tratarlo ya que aunque sin recurrir a la cirugía no se puede corregir se puede evitar el avance sin llegar al punto en el que la única solución sea pasar por quirófano.

No se recomienda operar si no existe dolor o compromiso de deformidad de los demás dedos, esto es por las consecuencias de la operación. Tras la operación el patrón de la marcha cambia y se sobrecargan zonas del pie que anteriormente a la cirugía no recibían estas cargas pudiendo provocar dolor. Algunas veces podemos encontrarnos con complicaciones (15%) como son la hipercorreción o la recidiva (que vuelva a aparecer el juanete) aunque en la mayor parte de casos el paciente no tenga ninguna (85%) . Operarse con fines únicamente estéticos puede acabar jugándonos una mala pasada.

Con el tratamiento conservador (plantillas, ortesis digitales, juaneteras…) conseguimos que muchos hallux valgus dolorosos dejen de serlo y que la deformidad no avance, por ello una evaluación por parte de un podólogo antes de decidir operarse es fundamental.

Aún así muchos casos requieren cirugía, hay que tener en cuenta que si es necesaria no se debe posponer ya que el dolor no se puede evitar de otra manera y que lo más probable es que la operación sea un éxito y no solo acabe con el dolor, sino que vuelva las estructuras a su posición anatómica.

Reciclar en Santiago tiene premio!

En CLÍNICA PEGADAS colaboramos con el medio ambiente!

Gracias a la iniciativa por el reciclaje de Tropa Verde Santiago de Compostela los ciudadanos que hagan una buena acción medioambiental (por ejemplo depositar un residuo en un punto limpio o pilas en los lugares que aparecen en su web) recibirán estrellas.

Estas estrellas puedes canjearlas en los establecimientos locales colaboradores en la zona de Santiago de Compostela, entre ellos CLÍNICA PEGADAS donde premiaremos tu labor ciudadana con descuentos.

En CLÍNICA PEGADAS colaboramos co medio ambiente!

Gracias a iniciativa pola reciclaxe de Tropa Verde Santiago de Compostela os cidadáns que fagan unha boa acción medioambiental (por exemplo depositar un residuo en puntos limpios ou pilas nos lugares que aparecen na súa web) recibirán estrelas.

Estas estrelas podeas canxear nos establecementos locais colaboradores na zona de Santiago de Compostela, entre eles CLÍNICA PEGADAS onde premiaremos a túa labor cidadá con descontos.

Captura de pantalla de 2015-05-22 12:01:22

https://www.tropaverde.gal/

http://www.elcorreogallego.es/santiago/ecg/iniciativa-tropa-verde-recompensa-as-condutas-responsabilidade-ambiental/idEdicion-2015-05-20/idNoticia-932987/

Tipos de huella plantar

Cada persona tiene una huella distinta, esto determina su manera de andar y la eficiencia de su marcha.

Nuestro cuerpo aprovecha la energía y reparte las fuerzas mejor si tenemos una correcta manera de pisar y caminar.

Cuando la morfología del pie es la correcta formamos algo parecido a una semiesfera (entre los dos pies), una forma muy eficiente de repartir las cargas.

La huella es un factor importante para saber la morfología del pie. Cuando la parte anterior, externa y talón contactan podemos ver que es una huella normal, cuando hay un contacto total de la planta con el suelo hablamos de un pie plano y cuando solamente se apoya en el talón y en el antepié le llamaremos pie cavo.

Diversos factores pueden llevarnos a una posición incorrecta del pie y una huella anómala. El factor hereditario, los hábitos, el tipo de calzado y el tono muscular son los más importantes.

En el caso de los pies planos, si estos son flexibles, se puede ayudar a conseguir arco plantar identificando el origen de esta morfología y con la ayuda de plantillas. Cuando los pies planos son rígidos no es posible modificar la pisada, pero si acomodar el pie para que las estructuras que están en una posición incorrecta no sufran tanto. Los pies planos adquieren rigidez con el tiempo por lo que es recomendable tratarlos desde su origen.

Los pies cavos reparten las fuerzas en menor superficie lo que causa sobrecargas en zonas puntuales del pie. La solución es dar mas apoyo al pie y ayudar a no forzar las estructuras y músculos (este tipo de pie es muy propenso a problemas musculares como la fascitis).

pie plano cavo normal

En resumen, una pisada incorrecta hace que no aprovechemos la energía y forcemos las estructuras de nuestro pie, por ello con un estudio y su correcto tratamiento podemos conseguir que estas anomalías no sean un problema.

¿Como influye el pie en la postura?

La postura se define como cada una de las posiciones adoptadas por el cuerpo en relación espacial entre las diferentes partes o segmentos que lo conforman.

Se entiende como “postura eficiente” aquella que requiere el mínimo gasto energético. Esta postura surge de la correcta alineación articular de cada uno de los segmentos corporales, y como consecuencia produce ausencia de fatiga muscular y de acumulación de tensión residual, que son origen de dolor y sensación de incomodidad corporal.

El sistema tónico postural es un sistema muy complejo en el cual existen unos receptores posturales que informan al Sistema Nervioso Central del estado general. Posteriormente, el Sistema Nervioso Central emite una respuesta postural específica ante esos estímulos para un momento determinado, modificando el estado de las cadenas musculares, y en consecuencia, el equilibrio articular

Los principales captores posturales son:

  • Pie
  • Ojo
  • Aparato masticador
  • Oído interno
  • Piel

Especialmente, el pie es un receptor muy importante ya que el sistema postural utiliza la información propioceptiva y exteroceptiva que proporciona este segmento para regular la postura. Además, la estructura morfológica del pie influye sobre la estructura general del organismo, considerando, además, que el apoyo plantar condiciona la alineación de la columna vertebral.

En el pie pueden intervenir distintas informaciones: la propiocepción muscular y articular del pie y tobillo, pero, sobre todo, la exterocepción cutánea de la planta del pie, que es extremadamente rica en receptores de presión (cada receptor percibe una presión de hasta 0,3g). Estos receptores permiten situar el peso del cuerpo en relación al entorno gracias a la medición de la presión a nivel de la superficie cutánea plantar.

Por este motivo, un problema imperceptible de estos receptores puede condicionar nuestra postura corporal y ser el causante de dolores en otras estructuras alejadas del pie como pudieran ser dolores cervicales, lumbares, etc.

Escrito por Raul Romero del Rey (Fisioterapeuta) El 7 de mayo de 2015