Verruga plantar (papiloma) – Prevención y tratamiento

Las verrugas plantares (conocidas como papilomas debido al virus que las causa) son lesiones en la piel que forman una pequeña cavidad con círculos oscuros, estos círculos son las papilas de la piel afectadas por el virus.

Esta cavidad normalmente esta cubierta por una capa de piel endurecida, por lo que podemos confundirla con un callo. Se diferencia de la verruga vulgar en que esta crece hacia dentro y no es únicamente superficial.

Es benigna y eventualmente desaparece con el tiempo pero debe ser tratada ya que es contagiosa y muchas veces dolorosa, sobre todo cuando está en zonas de presión.

El contagio es a través del contacto directo del virus del papiloma con la piel que no está intacta (pequeñas lesiones o roces) o esta humedecida de manera que los poros están abiertos y puede provocar la infección. Lo más habitual es infectarse debido a caminar con los pies descalzos por suelos donde hay transito de gente como son vestuarios, duchas, gimnasios, piscinas, tatamis…

Cuando existe papiloma también es habitual el autocontagio de un pie a otro o en el mismo pie.

Lo mejor que podemos hacer para no contagiarnos es evitar el contacto con el virus:

  • No andar descalzo por lugares públicos, sobre todo si no tenemos la piel intacta. Es recomendable el uso de chancletas incluso para andar por el borde de las piscinas.
  • No compartir calcetines, calzado o toalla con nadie.

Si padecemos de verruga plantar es importante tener en consideración a los demás (usar siempre chanclas, cuidar que nadie use nuestros calcetines, calzado, toalla…), si hemos usado algún tipo de cuchilla o utensilio pensando que era un callo o dureza es importante que lo desechemos ya que es una fuente de contagio.

Existen varios tratamientos de la verruga plantar, el tratamiento podológico más habitual es quemarlo con ácido nítrico ya que deshace el papiloma y tan solo irrita la piel circundante la cual a los pocos días se recupera, existen otros tratamientos como la crioterapia o la escisión quirúrgica aunque estos son más agresivos.

Es habitual oír remedios caseros para el papiloma, estos remedios al igual que manipularla uno mismo pueden empeorar el estado de la verruga y son causa autocontagio y exposición del virus a otras personas.

Si padece de verruga plantar o lo sospecha lo más recomendable es que acuda al podólogo para tratarlo o descartar que lo padezca.

Papilomas

En CLÍNICA PEGADAS (Santiago de Compostela) valoramos cada caso específicamente para ofrecer el mejor tratamiento a nuestros pacientes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *